• Cache

E3. Si quieres llegar a la cumbre; atrévete.

Actualizado: may 31

¡Hola! Me dicen Cache y hoy estás en el podcast que espero que te ayude a llegar a tu cumbre. Te ofrezco mi poca experiencia y mi poco conocimiento para alcanzarlo.

En este episodio, se podría decir que si ya vimos los dos anteriores, ya sabemos cual es nuestra meta, nuestra cumbre, y cómo podemos prepararnos para subirla. ¿Qué sigue? Sigue atrevernos. Me gustaría llamar este episodio, si quieres llegar a la cumbre, atrévete.

Probablemente te acordaste de la canción de Calle 13 (https://www.youtube.com/watch?v=vXtJkDHEAAc) y es algo bastante similar. Si analizamos un poco la canción, nos daremos cuenta de que la mayoría de los verbos están en imperativo. Levántate, préndete, sacúdete, son puras órdenes, verbos en imperativo. No se si te habrás preguntado por qué. Si nos ponemos a pensar en este aspecto de "atrévete", la única manera de cumplir esta orden es poniendo otro verbo en imperativo. Por ejemplo, atrévete y para atreverte, haz.


¿Qué tiene que ver la canción con esto? Todo. Que para atreverte, lo único que puedes hacer para cumplir, es hacerlo. Hacer lo que sea que quieras hacer. Hacerlo y ya te atreviste. Por eso, este es el siguiente episodio; porque en el episodio pasado ya nos preparamos para subir la cumbre, ahora es subirla.


Probablemente estarás pensando en lo fácil que es atreverse o pensar que es un "paso" que pudimos haber omitido, algo innecesario. Si y no. Si porque cuando ya lo tienes preparado ya estas lista o listo para hacerlo, pero este es el momento en el que necesitamos un poco de coraje. A veces es que alguien nos confirme que vamos bien, en otras ocasiones puede que no hagamos lo que ya teníamos preparado. El atreverse es literalmente tumbar el miedo para hacer lo que queremos.


Alguna vez te has preguntado ¿cómo aprenden a nadar los patos?, o ¿cómo aprenden a volar los pájaros? No creo que haya clases de natación para patos o clases de volar para aves. Llegas a la conclusión de que estos animales aprenden a nadar nadando, o a volar volando. De seguro te tocará ver un video en donde salga un pajarito intentando volar y que se caiga al segundo, y luego vuelve a intentar y se cae pero dura un poco más en el aire, y a la 500ta vez, vuela. Es lo mismo con esto. De repente nos va a salir a la primera y de repente no. Pero el secreto está en quitarnos el miedo y aventarnos. Aventarnos al agua, al aire... y a ver si nadamos. La idea es no rendirnos.


Tuve la oportunidad de platicar este tema con otra persona y me dijo: "Ok, me aviento al aire, intento volar. ¿Qué sucede si me pasa como a Buzz Lightyear?" Yo eche carcajada... Buzz Lightyear es un juguete jajajaj. Pero bueno, claro que van a existir estos casos en los que al caer nos vamos a dar cuenta de que no estábamos bien preparados o no iba por ahí o estábamos centrados en una meta que no estaba tan bien definida. También es estar abiertos a chocar con la pared, en este caso con el piso, y abrir los ojos tantito para darnos cuenta que no es por aquí. Y volvemos a empezar, no importa. Tenemos mil y un recomenzares, cada día es un comenzar y recomenzar.


Me gustaría compartir una teoría/hipótesis que tengo: "si piensas más de tres veces las cosas, nunca las vas a hacer". Tres veces es un número que yo puse porque conmigo aplica ese número, piensa en tu tope de veces en la que le das vuelta a las cosas, y a partir de la "n" vez, lo dejas de considerar. Hay que tirarle a atrevernos a hacer las cosas.


Hace poquito me acordé mucho que en uno de mis viajes, nos topamos -mis amigas y yo- a unos chavos argentinos que iban de mochileros por Asia. Platicando, nos contaron que lo primero que hicieron fue juntar dinero para el vuelo e irse. Se fueron sin nada. Su plan era ir a una ciudad, encontrar trabajo y ahorrar hasta que se pudieran mudar para conocer otro país. Así conocieron todo Asia. Dejaron su casa para trabajar y conocer otros lugares del mundo.


Ya por último, hay que intentar aventarnos como los patos, como las aves, como Buzz Lightyear e incluso como los argentinos. Y siempre acordarnos que cada día es un comenzar nuevo, entonces no nos agüitemos si no sale a la primera porque saldrá en la que sigue.


Me atrevo nuevamente a invitarte, a que si quieres llegar a la cumbre: te atrevas.


#podcast #NosVemosEnLaCumbre #atrévete #crecimientopersonal

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo