• Cache

E1. Si quieres llegar a la cumbre; voltea a verla.

Actualizado: may 28

¡Hola! Me dicen Cache y hoy estás en el podcast que espero que te ayude a llegar a tu cumbre. Te ofrezco mi poca experiencia y mi poco conocimiento para alcanzarlo.


De seguro que alguna vez en tu vida te ha pasado que vas manejando en una avenida y se te pasa la salida que haría que llegues a tu casa, al restaurante al que ibas, a la casa de tu amiga, a la fiesta... Y pues, ¿qué haces? Tienes que cambiar la ruta para llegar a aquel destino que tenemos.


Justo me acaba de pasar eso. Siempre había soñado con escribir un libro y no dudo que algún día lo haré, pero al tratar de escribirlo en esta etapa de mi vida, me di cuenta que no se me da escribir. No se me da. Entonces digamos que me pasé esa salida en mi camino, y tuve que cambiar la ruta. Entonces voy a tratar de hacer todas aquellas ideas que tenía para escribir mi libro en estos podcasts. Vamos a cambiar la ruta, si te quieres subir al carro, te doy ride. Aquí andaremos.


El día de hoy te encuentras con este primer episodio al que me gustaría llamar: "Si quieres llegar a la cumbre; voltea a verla". Un poco sencillo pero retador. No se si te ha pasado que vas en el pasillo ya sea de clases, de oficina, en la calle o banqueta, y vas viendo para abajo, el celular, y chocas o te tropiezas con alguien. A eso me refiero. Estamos tan ocupados caminando, que se nos olvida ver hacia donde vamos. Se nos olvida voltear a ver aquella cumbre que deseamos conquistar. Es fácil. A los que han estado cerca, subiendo una montaña... si la vez de lejos, sabes perfectamente dónde está la cima. Ya estando ahí, es muy difícil que los árboles de tejen verla, que la piedra no te tape para verla, que sepas bien hacia donde caminas.


Así pasa en la vida. Muchas veces por ver el celular o algo que no es nuestro destino o nuestra cumbre, hace que nos olvidemos, que no lleguemos, que nos tardemos más en llegar, que tomemos un camino más largo, que no tiene NADA de malo. Pero al final, es tener esta meta clara.


Si te pones a pensar... Yo nunca he jugado golf, siempre intenté pero no. La gente que juega golf, antes de dar el golpe, voltea a ver el hoyo, el hoyo al que quiere llegar. Casi siempre tienen que checar cosas como el aire, el sol que les estorba, el suelo, pero al final, solo ven aquel hoyo al que quieren acercarse. Y hacen todo lo posible para que en ese golpe, la bola llegue lo más cerca posible al hoyo. Es lo mismo. Busca a algún jugador de golf y pregúntale... ¿has golpeado la bola sin voltear a ver el hoyo? Lo más probable es que te digan que no, y si te dice que sí, de seguro estaba jugando en minigolf.


Es muy difícil llegar a esa meta si no la estamos viendo o si no la volteamos a ver seguido. Así como los golfistas o como la gente que va caminando y sabe a donde quiere llegar, que lo ve con sus ojos, lo tiene claro, tiene un objetivo; así hay que ver nuestra meta. Esta meta que tanto buscamos, que tenemos desde hace mucho. A veces es un sueño, a veces es una meta. Pero hay que verla. Hay que verla para llegar. Es como tener un recordatorio de aquella cima tan increíble en la que algún día vamos a estar. Y si por alguna razón, no te identificaste con alguno de estos ejemplos... te doy otro.


Espero y deseo que en algún momento de tu vida hayas estado enamorado, si no es que lo estas ahorita y lo estés para toda tu vida. Es eso. ¿En qué piensan los enamorados? En su enamorado, en la persona que ama. Estoy segura que dedican mínimo un 70% de su día a pensar en esa persona que aman. Es lo mismo. Es tener tan clara la meta, tan claro ese amor, que no le dejemos. Que esté siempre. Es muy fácil perdernos en aquella montaña, pero no si lo tenemos muy claro. Tan claro que no nos rindamos. Tan claro que siempre busquemos el cómo sí. Esa claridad te la dan los ojos. Como necesitas los ojos para tener el camino tan bien trazado, es necesario ver la meta para llegar.


Tener la certeza y la claridad que me dan los ojos para ver aquella cumbre.


Entonces, después de todo esto, me atrevo nuevamente a invitarte, a que si quieres llegar a la cumbre: voltees a verla.


#podcast #NosVemosEnLaCumbre #analogía #amor #experiencia

7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo